Inicio de sesión

enelpueblo.com

Noticias muy naturales
Visita la catedral de Burgos y conoce todos sus secretos

Visita la catedral de Burgos y conoce todos sus secretos

Hace poco hablábamos de la catedral de León y de todo lo que podíamos ver entre sus muros y hoy queremos adentrarnos en la catedral de Burgos. Enelpueblo.com te invitamos a que te adentres en su sobrecogedor interior, que deja a los visitantes con la boca abierta.

La catedral de Burgos

Aunque en sus comienzos tuvo clara influencia francesa, es sin duda el gótico flamígero lo que caracteriza a este hermoso y único templo. En su interior se alojan obras de arte de algunos de los mejores artistas europeos. Una belleza única a la que nos vamos a acercar en las próximas líneas.

Fachada

La plaza de Santa María es el lugar perfecto para ver la portada principal. Allí se puede observar un gran retablo gótico en piedra con tres cuerpos. En el primer cuerpo, que arranca de una plataforma-atrio, se abre la triple puerta de Santa María, denominada también puerta Real o puerta del Perdón, que fue desmontada a finales del siglo XVIII por su mal estado de conservación y peligro para los que acudían el templo.

Volviendo a la fachada actual, en el segundo cuerpo destaca un rosetón enmarcado en un arco gótico, que da luz a la nave central. Y sobre la fachada se alzan las reconocibles agujas góticas de la catedral de Burgos.

Puertas

Como ya os hemos comentado, las puertas originales fueron desmontadas y sustituidas por otras mucho más sencillas. En estos momentos, el cabildo de la catedral de Burgos ha encargado tres nuevas puertas de bronce que representarán a Dios Padre, el Niño Jesús y la Virgen María. El proyecto no ha estado exento de polémica porque algunos especialistas las consideran poco adecuadas para un edificio gótico.

Planta

La primera piedra de la catedral de Burgos se coloca en 1221, pero se diferencian dos claros periodos: el gótico clásico del siglo XIII y el gótico flamígero del siglo XV. La planta tiene tres naves de seis tramos, crucero muy saliente en planta, presbiterio de tres tramos más y ábside poligonal, rodeado por una girola que se abre a diferentes capillas.

Interior

Tras cruzar las puertas de la catedral de Burgos, nos vamos a encontrar un edificio abovedado en su totalidad con crucería simple, menos en el crucero, donde se alza la especial belleza de la crucería estrellada. Si nos fijamos de cerca podremos identificar uno de los elementos característicos de la escuela de Burgos: con un nervio de ligazón o espinazo en el sentido longitudinal del templo.

Otra de las cosas que llaman la atención dentro de la catedral es que, a pesar de tener clara influencia francesa, el resultado es más robusto, sin esa delicadeza sutil que tanto puede verse en el norte de Francia.

Sobre la nave principal encontramos una verdadera preciosidad de triforio, con los arcos trebolados tan característicos del gótico.

Escalera dorada

Terminada en 1523, la escalera dorada de la catedral de Burgos es una obra de arte por sí misma. Diego de Siloé acababa de llegar de Italia cuando empezó a construirla y eso se nota en la clara influencia de dos de los grandes del Renacimiento: Bramante y Miguel Ángel. La barandilla de hierro forjado es del francés Maestro Hilario. Tanto la arquitectura como la decoración, con temas vegetales y zoomorfos, asoman a la inspiración italiana. Su éxito fue tal, que la ópera de París la tomo como espejo para crear su maravillosa escalinata.

Cimborrio

Y si hay algo que nos hará mirar hacia arriba es el bellísimo cimborrio, obra cumbre del Renacimiento español. La mezcla gótica y renacentista se refleja en esa estrella de ocho puntas que desea colocarnos en el cielo.

Tanto la decoración como la estructura destacan por su singular esplendor, reflejo de una catedral que aquí firma un elemento inolvidable.

Visitas a la catedral de Burgos

La catedral de Burgos tiene diferentes tarifas para su visita, pero en todas ellas viene incluida la audioguía -que ahora se descarga en el móvil- para entender toda la belleza que se alza ante nuestros ojos.

Horarios

La catedral de Burgos abre de martes a viernes de 10:00 a 13:00 y de 16:00 a 18:00. Los sábados y los domingos, el horario es continuado de 10:00 a 18:00. La catedral cierra los lunes.

Curiosidades

Son muchos los secretos que guarda la catedral de Burgos y algunos todavía desconocen que bajo su cimborrio está, desde el año 1921, los restos del Cid, D. Rodrigo Díaz de Vivar y de su esposa Doña Jimena. Bajo ese reflejo del cielo estrellado descansa una de las figuras más conocidas de la historia y la literatura española.

Y nadie puede irse de la catedral de Burgos sin ver el Papamoscas, un autómata del siglo XVIII que cada hora abre la boca y mueve el brazo derecho para tocar una campana. Un espectáculo que atrae a los pequeños y a los mayores.

Hasta aquí llega nuestro recorrido por la catedral de Burgos. Si hemos despertado tu curiosidad y quieres saber más, tienes toda la información sobre este edificio en la página web oficial. Y si buscas rutas por la provincia, en este otro post te contamos todo sobre los pueblos más bonitos de Burgos.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad