Inicio de sesión

enelpueblo.com

Noticias muy naturales
Visita la catedral de León: todo lo que necesitas saber

Visita la catedral de León: todo lo que necesitas saber

La llegada del mes de enero ha traído los primeros vientos fríos hasta Castilla y León. Los pueblos y ciudades de esta región tienen durante estos meses un encanto especial, revestidos de azul y gris, siempre dispuestos a exhibir su particular belleza. Pero hoy nos vamos a adentrar en una de las grandes bellezas de la Comunidad, la catedral de León. Recorreremos el interior de la catedral de León, admiraremos su rosetón y las vidrieras para terminar frente a su fachada. Un recorrido que salpicaremos con curiosidades y datos de interés. ¡Enelpueblo.com queremos hacer fácil tu visita!

Horario de la catedral de León

Durante este mes de enero, la catedral de león estará abierta de 9:30 horas a 13:30 horas y de 16:00 a 19:00 horas de lunes a sábado; y de 9:30 horas a 14:00 horas los domingos.

Catedral de León: interior

Antes de adentrarnos en su interior, vamos a dar unos datos generales de la catedral de León. De clara influencia francesa, se empezó a construir en el siglo XIII y se encuentra en pleno corazón del Camino de Santiago. Su estilo gótico y sus maravillosas vidrieras la han convertido en uno de los monumentos más bellos de la geografía española.

Interior catedral León

Su planta nos recuerda a la de Reims, dividida en tres naves, en las que la central destaca por su altura. EL transepto también se divide en tres naves, con un ábside de tres naves con capillas laterales y una bellísima girola rodeada también de capillas.

Las vidrieras

El interior de la catedral de León es sublime, con sus vidrieras como grandes protagonistas. En lo más alto podemos ver las más antiguas, que se han datado entre el siglo XIII y el siglo XV, mientras que en la parte baja están las del siglo XVI, de estilo renacentista. La diferencia es que las góticas están compuestas por trozos de cristal emplomados, mientras que las renacentistas están directamente pintadas sobre el cristal.

Luego nos encontramos con las reconstrucciones del siglo XIX, que se confunden con las medievales por el ojo menos experto. Los cambios que han sufrido las vidrieras a lo largo de los siglos hacen complicado leer la iconografía que en su día quisieron expresar los artistas del medievo.

El Rosetón

Aunque de sobra es conocido el rosetón de la Catedral de León, lo cierto es que este bello edificio tiene tres: el de la fachada occidental, más conocido y fotografiado, el del transepto de la Epístola, y el del transepto del Evangelio.

El primero es el que deja entrar las luces del atardecer cada día, creando un espectáculo único de luz y color en el interior de la catedral. Sufrió una importante restauración durante el siglo XIX y en él se representa a la Virgen con el Niño, rodeados de doce ángeles y de motivos ornamentales.

El segundo data de la reconstrucción del siglo XIX y muestra a la Virgen María rodeada de diversos símbolos marianos procedentes de las Letanías.

El tercero muestra a Cristo junto a doce rayos de luz y los doce apóstoles. También es del siglo XIII, aunque sufrió remodelaciones durante el siglo XV.

Catedral de León: fachada

Aunque hemos empezado por el interior, la fachada de la catedral de León merece que nos detengamos unos instantes en ella. Ya hemos dicho que el edificio tiene una clara influencia francesa, que llegó a través del Camino de Santiago, lo que se nota en su liviana estructura, donde el peso de las bóvedas termina en los arbotantes para permitir crear los grandes ventanales que acogieran a las vidrieras.

Aunque lo primero que nos llama la atención es que las dos torres de la fachada occidental no son del mismo tamaño, ya que se construyeron en fechas diferentes. El triple pórtico del siglo XIII es el que da acceso al interior, y sobre él se alza la fachada con el rosetón.

Catedral de León: curiosidades

Y no queremos despedir nuestro breve recorrido por la catedral de León sin hablar de la archiconocida ‘Leyenda del Topo’. Lo primero que tenemos que decir es que la catedral de León tuvo problemas de derrumbes por la estructura casi desde el día que se empezó a construir y son muchos los que mezclan esta leyenda con esos problemas.

En el interior de la puerta de San Juan hay un pellejo que siempre se ha interpretado como un topo maligno, que era el que destruía por la noche lo que los canteros y maestros constructores hacían durante el día. La ruina solo pudo ser evitada cuando se le dio caza y se le dejó ahí colgado como testimonio de lo conseguido.

¿Os ha gustado el recorrido por la catedral de León? Si hemos despertado vuestro interés, tenéis más información en la página oficial de la catedral de León. Y si queréis disfrutar de un fin de semana único, enelpueblo.com os proponemos planes para hacer en los pueblos más bonitos de León.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad